18 de septiembre de 2011

La belleza está en el interior, pero no en mi esófago.

Esta semana me he visto por dentro. He visto mi esófago y mi estómago, y hasta las cuerdas vocales.
Y puedo decir , con los papeles por delante, que soy feo por dentro. La belleza no está en mi interior, al menos en esa parte que he visto. ;-)



Esta semana pasada me he hecho una endoscopia oral para ver cómo macha mi Esófago de Barret (más en wikipedia)
Cómo estaba preparado para pasar un buen rato aburrido, mientras se me pasaba la anestesia, me llevé el ipad, y ahí pude ver al poco rato de hacerme la endospopia , el pdf con las imágenes que me pasó el doctor a mi correo electrónico. Imágenes que me tomó unos minutos antes.
Al verlas me extrañaron los pliegues del estómago y el ácido verdoso. No me esperaba tener ácido en el estómago pese a llevar más de 15 horas de ayunas.
No identifiqué las manchas del Barret hasta que me las señaló el doctor, ahora le he podido poner cara;lo he señalado en esta imagen.
La verdad es que tiene mejor pinta que la que ponen de muestra en la wikipedia cuando hablan del Barret.
Total que al verle la cara a mi Barret me he quedado más tranquilo. Es muy bonito, jajaja. 
Habrá Keny para rato.
Me ha hecho gracia verme reflejado en estos vídeos de la Clinica Mayo  especialmente cuando se muestra la cama con unos tacos en las patas de la cabecera para dormir inclinado.
Lo único bueno que ha tenido para mí el esófago de barret es que por eso me libré de ir a la Mili.
Publicar un comentario